ENTRE LO ONÍRICO Y LA REALIDAD

” Ruidos en la ciudad…  quien no siente los ruidos de sirenas de una ambulancia de lo estruendoso de la alarma de los bomberos, ruidos que indican advertencia y peligro.  Si, estoy viviendo en medio de la ciudad, en el centro de la nebulosa Lima, ciudad capital donde las noches se hacen largas y pululan noctámbulos en medio del claxon de los autos en interminables idas y vueltas sin terminar en repasar por el asfalto reflejando por efectos de la lluvia las luces de los faros especialmente esta noche donde veo gente que camina pasada la media noche.
Especialmente hoy quise estar muy atenta y ser consciente de todo lo que ocurre en torno a mi aun que se que debería dormir se viene una labor de parto y yo quise estar despierta sintiendo, viéndolo todo sin cesar.”
Era un 19 de Marzo de 2003
y recordé que soñé contigo, tantas veces
de querer conocerte y de amarte fisicamente
soñé tantas veces con la llegada de este momento
soñé que te conocí muchas veces tocando mi vientre 
viéndolo crecer y sentir tus pataditas
vives nueve meses dentro de mi y te puedo sentir y tocar con el alma tu mi pequeño rostro tu frágil cuerpecito puedo sentirte mover y volar entre mi cuerpo
soñar y pretender saber como sera tu bello rostro…
por primera vez…
soñé contigo tantas veces y hoy al fin te conoceré…
Quise tantas veces vivir este hermoso momento y poder ver tu rostro por primera vez, y en esta sensación no existe el dolor, el miedo… solo esta el clamor a la bienvenida a la vida, el canto con clamor y dulzura  al grato momento de conocer tu rostro sentir tu tibieza y aroma de ti mi mas grande tesoro de la vida  y dar gracias al divino Dios de poder ver el gran milagro de dar vida…
tu rostro con un marco de húmedos cabellos negros como la misma noche ver tus ojitos aun cerrados y tocar tus manitas muy suaves y apretadas
al verte temblorosa en  tu desnudez me agobian y me daba cuenta de tu frió y miedo.
 
Anoche soñé contigo
como tantas noches soñé que te conocí…
fue mágico conocerte, saber de ti después de haber estado envuelta en el mar del liquido amniótico 
jugando dentro de mi entre sentir tus manitos dándome golpes y pataditas y vas creciendo día a día muy dentro de mi…
como tantas veces soñé contigo que te tenia entre mis manos amándote y creciendo juntas Saldremos hacia la luz donde nacieron tus primeros destellos entre el llanto y tu euforia gritaste mi nombre amamantandote
por primera vez…
 
hoy recién te conocía fisicamente
y mi desesperación era que tenia que darte algo más de mi
y al ver que no podía amantarte…
por que no salia el calostro…
en mi pecho aun cerrado, lo volví a intentar
una vez mas y no salia el calostro
y lo volví a hacer con todo mi amor y voluntad
y no lo veía
y lo intente cientos de veces
aun miles de veces lo hubiese hecho
no me hubiese importado darte mi propia vida…
por que tu eres ya mi vida
lo volví a intentar y lo vi salir mi primer calostro,,,
se que era vital para ti mi niña
y lo volví a intentar
te puse nuevamente en mi pecho y de allí nadie te saco
quedastes prendida de mi como cuando estabas en mi vientre
eres mi amor, mi vida, mi bebe…
y te llevare siempre…
mis lagrimas se vuelven dulce al volver a sentirte en mis sueños
volví a intentarlo y te volví a dar de lactar y en mi sueño sentí las mismas sensaciones de gratitud y amor a tu presencia por darme tanta felicidad de saber que en mi nacía nuevas sensaciones que no sabia al darte vida.
Tú mi vida
mi hija, mi primogénita
hecha un botón de una rosa en toda su expresión
entre extraña sensación de que ya no estabas dentro de mi cuerpo muestra de lo que es el milagro de la vida, poder tenerte
verte y sentirte por primera vez fuera de mi cuerpo
y tu sin poder aun ver con tus ojitos cerrados estas frente a mi.
 

This entry was posted in Poemas.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.