Desembarco del General Jose de San Martin, en la Bahia de Paracas en Pisco

El 20 de agosto 1820, sucedió un acontecimiento importante en el Perú y es que El General Don José De San Martin DESEMBARCO POR EL SUR DEL PERÚ CON TODA SU EJERCITO EN LA BAHÍA DE PARACAS EN PISCO; primer hecho histórico que marco y dio inicio a la liberación del Perú y es por este motivo su significado y transcendencia ya que dio como consecuencia una vida dentro de los ámbitos de la democracia dando como inicio a la INDEPENDENCIA DEL PERÚ grito que se dejo escuchar en toda Sudamérica, ya que fue uno de los países en cuestión, después de Chile, liberado por los conquistadores españoles y dominado por el virreinato, desde 1532.

Pasando por muchas etapas como podemos ver en la historia del Perú, acabándose definitivamente en 1824.
Para que todo esto sucediera después del desembarco que logro asentarse con el poder de una gran artillería y seguían las concentraciones donde todos participaban, sumandoce a las filas del gran ejercito, donde estaban entre ellos argentinos, chilenos, los negros en esta época de esclavos, los indígenas y criollos peruanos y con mucha esperanza dejarían su vida por una nueva; plantearse las estrategias de ataque para llegar a Lima y derrotar finalmente al virreinato, fue dificil y tomo un tiempo para lograr este acontecer de saber llegar a dominar al enemigo, inmediatamene despues del desembarco, después de este hecho paso un tiempo viviendo Don José De San Martin en Pisco;  donde le dio tiempo de diseñar incluso la nueva bandera y escudo peruano, el cual nos cuentan ” Del sueño que tuviese el General Don José de San Martín luego de pensar como seria la bandera peruana y los colores que llevaría, menudo dilema e iba recreando su su diseño y era ya una gran inquietud y hacerla de conocimiento público y que desde luego tras su esfuerzo y preocupación, cuentan se fue a las orillas de las costas marítimas,  junto al muelle y muy cansado se quedo dormido, junto a las orillas del mar y que al despertar con el arrullo de las aves, gaviotas  y el ruido de las olas; se despertó y al abrir los ojos pudo ver el azul del cielo y enseguida observo el jugueteo de las bellas parihuanas, aves de plumaje de color blanco y rojo que coreaban un cantar entre el sonido de la bruma marina en las playas de Pisco, siendo a si las que motivaron a que la bandera peruana luzcan estos colores que inspiraron al general San Martin para diseñar la bandera que seria utilizada en la nueva república peruana emancipada ”

Bella historia que nos manifiestan lo que encierran la mente provista de inteligencia de un gran militar, de que nunca oculto la gran abundancia de buenos sentimientos, que retribuían, un alma de grandes bondades y sensibilidades, como era la personalidad de Don José de San martín, ya que pensó en todo y para que todos dando esperanza a muchos que en esa época, no valía ni significaba nada su vida.
Instalado en tierras peruanas en Pisco el General San Martín instaló su estado mayor en una antigua casona ubicada a menos de 50 metros de la plaza mayor. Allí trabajo las estrategias de emancipación y liberación española siendo a si que en este acontecer muchos de los iqueños fueron protagonistas con su colaboración entre los que podemos mencionar a José María Palomo, quien tuvo heroica actuación en el Puente Llapay, en Huaura, semanas después; Manuel Tiburcio Odriozola, letrado que llegó a ser secretario de gobierno y que libró batalla ese 4 de octubre en Nazca; Manuel Jorge Bastante, religioso que ejerció como capellán en filas; Juan José Salas, quien fuera alcalde de primer voto de Ica; Francisco de Paula Cabrera, abogado iqueño; Isidro y Baltasar Caravedo; José Florez, conspirador entonces prófugo, jefe del grupo de los “deanes” de la calle Monopinta de Lima; Juan José Loyola, quien llegó a ser general; los hermanos Lorenzo; Joaquín Bardales, Pablo Farfán, Santiago Gómez, Manuel Revilla, José Bernaola, Manuel Carrasco; Rafael y José Santos Lévano, trabajadores iqueños y José María de la Fuente Carrillo de Albornoz, marqués de San Miguel de Híjar, quien pidió un puesto en el ejército y aportó caballos y dinero.
Antes de caer la noche del 8 de septiembre de 1820, mediante una imprenta portátil pudo redactar Don José De San Martín un oficio el cual hizo de conocimiento público, donde a si decía:

“Compatriotas: El último virrey del Perú hace esfuerzos para prolongar su decrépita autoridad El tiempo de la impostura y del engaño, de la opresión y de la fuerza está ya lejos de nosotros, y sólo existe la historia de las calamidades pasadas. Yo vengo a acabar de poner término a esa época de dolor y humillación. Este es el voto del Ejército Libertador”

firmado Libertador General José De San Martín.

 

En 1825, José de San Martín después de la independencia del Sur de América fue exiliado y  junto a su hija Merceditas viajan a París y entre sus quehaceres y normas para la buena educación y formación de su hija escribe una lista de consejos y recomendaciones dedicadas  a su única, hija que tuvo con su esposa Dña Remedios Escalada quien fuera en su vejez su alegría y compañía, al faltarle  Dña Remedios, ya esta falleciera muy pronto, dejándola aun muy niña a su hija que llamaron Mercedes Tomasa de San Martin y Escalada que nacio en Mendoza, Argentina un  24 de Agosto de 1816  falleciendo en Francia Brunoy un 28 de febrero de 1875.

Aun que casi de niña no la veía constantemente, a su padre por viajes, compromisos y revueltas, pero si se preocupo por darle lo mejor de la educación,  inspirandolo con significativas, formas de describir los valores, respeto y buenos pretextos para adorar la vida, las cuales fueron halladas en sus cartas y escritos llenos de sabiduría y bien estar común.

A QUI LES MOSTRAREMOS LAS FAMOSAS  MÁXIMAS PARA SU HIJA MERCEDES.

1. Humanizar el carácter y hacerlo sensible aun con los insectos que no
perjudican. Stern ha dicho a una mosca abriéndole la ventana para que
saliese: “Anda, pobre animal, el mundo es demasiado grande para
nosotros dos”.
2. Inspirarle amor a la verdad y odio a la mentira.
3. Inspirarla a una gran confianza y amistad pero uniendo el respeto.
4. Estimular en Mercedes la caridad con los pobres.
5. Respeto sobre la propiedad ajena.
6. Acostumbrarla a guardar un secreto.
7. Inspirarle sentimientos de indulgencia hacia todas las religiones.
8. Dulzura con los criados, pobres y viejos.
9. Que hable poco y lo preciso.
10. Acostumbrarla a estar formal en la mesa.
11. Amor al aseo y desprecio al lujo.
12. Inspirarle amor por la Patria y por la Libertad.

Fue inspiración para todo un continente que cantaban orgullosos y libremente el sublime Himno al libertador, que hinchidos se entonan de emoción, los pueblos y los corazones.

HIMNO AL GENERAL DON JOSÉ DE SAN MARTÍN

Yergue el Ande su cumbre más alta,
dé la mar el metal de su voz
y entre cielos y nieves eternas
se alza el trono del Libertador

Suenen claras trompetas de gloria
y levanten un himno triunfal,
que la luz de la historia
agiganta la figura del Gran Capitán.

De las tierras del Plata a Mendoza,
de Santiago a la Lima gentil
fue sembrando en la ruta laureles
a su paso triunfal, San Martín.

San Martín, el señor de la guerra,
por secreto designio de Dios,
grande fue cuando el sol lo alumbraba

y más grande en la puesta del sol.

¡Padre augusto del pueblo argentino,
héroe magno de la libertad!
A tu sombra la patria se agranda
en virtud, en trabajo y en paz.

¡San Martín! ¡San Martín! Que tu nombre
honra y prez de los pueblos del sur
aseguren por siempre los rumbos
de la patria que alumbra tu luz.

(Música: Arturo Luzzatt – Letra: Segundo M. Argarañaz

2 thoughts on “Desembarco del General Jose de San Martin, en la Bahia de Paracas en Pisco

  1. Como alumnas Santaninas sabemos que Don José de San Martín fue quien dio inicio a la liberación del Perú y es por eso que nos dio la Independencia peruana, estamos orgullosos de los negros esclavos y los indígenas .. también de los chilenos y argentinos que ellos con mucha esperanza dejarían su vida por una nueva. Viva el Peru!!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.