SUBLIME PERFUME DEL VINO

Lo que más me evocan a mi niñez es ese sublime perfume del vino yo como buena iqueña cato inmediatamente mi lugar de origen donde nací en medio de aquellos aromas llenos de cultura y remotas historias del tiempo de los gentiles como decía mi abuelo Gerardo Díaz ; hombre típico de las haciendas, y los campos… delgado y muy alto, vivió hasta los 95 años era un hombre muy taciturno y romántico…y muy respetado … Su voz era ley y nadie podía contrariarlo… Pero para mí… Mi abuelo fue solo mi papa Lalo lo ame hasta el último día que vivió  aquí con nosotros, pero se quedó mi admiración en mis recuerdos y en mi corazón de toda aquella fuerza y voluntad de buen iqueño amador de sus parras y su viñedo que con sus propias manos el sembró y conocía a cada una de ellas era sensible y lleno de responsabilidad para con la naturaleza… Se levantaba con el cantar de los gallos y el balar de las vacas y el relinchar del caballo de la familia, sabia cuando era mejor regar las plantas y cuando era preciso cosechar, lo que más recuerdo de él fue que cada semilla que encontraba de casualidad en su caminar por los arenales los recogía no toleraba ver una en medio de la nada y eran semillas de pallar o algarrobo, que guardaba en sus bolsillos y ya en una de sus casas tenía la sabrosa uva en fermentación en sus enormes pipas y lo veía cuando iba a darle vuelta como él decía o vigilar… Momentos en que no podía controlar mi curiosidad y me las ingeniaba para ir tras el sin que me viera y lo observaba, oler y probar su sabrosa producción… Todo aquello se quedó grabado en mi ser y cuando pinto mis bodegones los hago desde la raíz como los arenales de Ica que en medio de la nada brotan las semillas y luego las verdes plantas llenas de frutas de hermoso color, esta historia las escribo en honor a ellos mis queridos abuelos y a aquel hermoso lugar que solo se sentía los aromas de la fruta y es el verde de sus campiña con que evoco, este grato sentimiento, vivir allí como lo hicieron mis ancestros fue más que divino una maravilla diría yo; no habían sentimientos de aburrimientos para nada y esos momentos de ver a mis abuelos, son una verdadera película en tres d para mí, en este preciso momento es muy importante mantener en mi mente fresco sus recuerdos ya que ellos son mi máxima inspiración, cada obra que perciben tienen todo ese sentimiento que está impregnado con los de mis abuelos, bisabuelos y tatarabuelos que recuerde que lo mencionaran ellos… Yo tuve la suerte de conocer a mis bisabuelos que son otra historia que ya contare… Llegue a ver allí en esta viña del señor de Luren tierra buena, santa y maravillosa llamada Pinilla perteneciente al bello Ocucaje…

Y permitan que hagamos un brindis;

mis amigos por mi abuelo Gerardo Diaz y mi abuela Julia Campos…  con una copa a medio servir del mejor vino Cabernet, Sauvignon, Malbec, Merlot…

Brindemos por mis remembranzas con quienes pase mi dulce y traviesa infancia;en el viñedo de la hermosa tierra de Ocucaje de Ica Peru señores.

 

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.